Saltar la navegación

Presentación

"Dadme Un Punto De Apoyo Y Moveré El Mundo"

Como nos vamos a encontrar en todos los casos maquinas simples, siempre vamos a tener que vencer una resistencia, aplicando una fuerza de menor magnitud que será la potencia.

Las palancas pueden utilizarse para amplificar la fuerza mecánica que se aplica a un objeto, para incrementar su velocidad o la distancia recorrida, en respuesta a la aplicación de una fuerza.

Un tema apasionante porque las palancas han ayudado al hombre a tecnificarse a lo largo de la historia.  Arquímedes estableció los principios sobre la palanca. Es universalmente conocida su frase “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”, para indicar que la palanca es capaz de multiplicar la fuerza.